18 de noviembre de 2007

Cómo ser sal sin lloverte encima.

Hay muchas razones para evadirse a otros mundos aún más pequeños, pero menos dolorosos. Yo la quería, pero eso no era suficiente para ser feliz. Yo tenía un proyecto de futuro, pero el Vacío no lograba vaciarse de mi. Dale tiempo al tiempo, dicen los ignorantes con disfraces de sabios. El tiempo todo lo cura, salvo cuando es veneno y sólo logra agravarlo. Todo el mundo contra la pared.Todo el mundo quieto y sin hablar. Sí, es mejor así. Siempre es mejor así, pero eso no quiere decir que siempre sea más fácil. No suele serlo. La vida no es fácil. Su mujer me ha llamado hoy, imagino que pensaba descubrir a su amante y sólo encontró una niña asustada que ni siquiera se ha molestado en responderle. ¿Por qué evadirse a otros mundos aún más pequeños si mis ojos también se cierran ante lo real? Estuve tentada de decirle que el único amor en su vida es Ella, que sólo sómos amigos, que no tiene por qué preocuparse. Pero eso no me corresponde a mi. Y él acabará marchándose, y yo tendré que comprenderlo, y acompañaré las tardes de domingo con un Sabina que desea los domingos por la tarde tan poco como yo.

Nota: en cursiva, la canción de Manta Ray. El resto es pura ficción basada en pura realidad.

Nota 2: ¡POR SUPUESTO QUE NO ESTOY CON ÉL! Es cierto que no tiene amantes y que sólo somos amigos, que lo he vuelto a leer y creo que es mejor aclarar ciertas ambiguedades xD

1 comentario:

Antonio dijo...

genial esa canción y muy chulo el texto!