3 de octubre de 2007

Bah, ni para estar loca ahondo seriamente en los abismos.

Qué ¿suerte?

No hay comentarios: